Informacion

Contacte con nosotros para más información

 

Derivado del cemento pulido tradicional, el hormigon impreso se utiliza sobretodo en exteriores. Del aspecto liso y uniforme del pavimento de microcemento alisado, pasamos a un acabado que permite todas las fantasías

Este revestimiento es un pavimento parecido al del hormigón pulido tradicional por la forma de proceder en la parte inicial de la obra. Sin embargo al pulido se le da un acabado liso. En el hormigon impreso se va dejar marcada la huella de unos moldes o plantillas que se habrán preparado previamente.

El hormigon impreso se elabora con un mortero especial a base de cemento recién hecho que permitirá realizar diferentes motivos. Este pavimento se adapta perfectamente a todo tipo de exteriores gracias a la gran cantidad de plantillas que se pueden aplicar : se pueden imitar piedras naturales u formas artificiales tradicionales como el adoquín, las pizarras, losetas y otras formas según la fantasía de cada uno.

Disponible en una gama muy variada de colores, ofrece un acabado en relieve superficial. Se puede emplear en terrazas, aceras, bordes de piscinas, garajes, paseos, balcones y otros lugares como patios, plazas y demás pavimentos en espacios abiertos. Se puede utilizar tanto en lugares públicos como privados gracias al beneficio de sus altas prestaciones. Estos pavimentos ofrecen una gran resistencia a la abrasión y a los golpes por lo que se pueden aplicar en lugares de alto tránsito.

Este suelo ofrece una gran libertad en la concepción de las formas, colores y aspectos de las superficies. Permite estructurar el espacio e integra de forma totalmente armoniosa el suelo en su entorno decorativo.